lunes, julio 25, 2011

Receta de arrikimermelada de fresa

Bueno, ya van unos 50 tarros de mermelada de fresa, en rondas diferentes, y me atrevo a poner una receta :P Generalmente para unos 12 tarros medianos, suelo usar los siguientes ingredientes:

- 4 kilos de fresas enteras, cuanto mejor huelan, mejor :)
- 2 kilos de azúcar moreno (se puede usar blanquilla, pero con azúcar moreno está que te mueres)
- El zumo de un limón
- Una manzana

Tened en cuenta que en mi familia no nos gusta la mermelada demasiado dulce. Como está, sale bien, y sabe a fruta. Si os gusta más dulce, podéis echar más azúcar (3 kilos por cada 4 de fruta, o mitad y mitad). Ojo con rebajar esta cantidad, puesto que como el azúcar hace de conservante, si le echáis poca, aseguráos de comérosla en seguida.

Vamos con la receta. Primero, se limpian las fresas, se les quita el rabito, y se cortan en rodajitas. Se colocan en una cazuela grande, y se pone una capa de fresas, y otra de azúcar, una de fresas, y otra de azúcar, y así hasta que al final te quede una última capa gorda de azúcar. También exprimo un limón y se lo echo.



Lo suelo dejar así unas horas. Si lo hago por la tarde, lo dejo hasta la mañana siguiente. Si lo hago por la mañana, lo dejo hasta la tarde. Mientras las fresas están con el azúcar, van soltando almíbar. La fresa de por sí suelta mucho jugo, así que os quedará una "sopa" de fresas flotando en un líquido rosa. Esa sopa se pone a hervir durante un rato (unos 20-30 min). Al principio, lo que hacía era retirar parte del almíbar, pero he descubierto una forma de que la mezcla espese más. Por una parte, le echo una manzana, que le da un toque y hace que espese. Por otro lado, lo caliento unos 15 minutos, lo dejo enfriar, y lo vuelvo a calentar. Así, cada vez que enfría, se espesa más. Con esto podéis ir haciendo pruebas.



Mientras está hirviendo, suelo meter la batidora y triturar las fresas. Prefiero la mermelada sin trocitos, pero esto es al gusto. Ya por último, queda el proceso de embotar la mezcla. Antes de eso, suelo meter los tarros en el lavavajillas para que se laven bien a temperatura alta y no tener que hervirlos. Además, si son de los reciclados de estos que tenéis por casa, suelen oler fatal, y así se les quita el olor. Otra solución es hervirlos vacíos.

Bueno, el proceso de embotado: particularmente, prefiero embotar los tarros en caliente, y luego darles la vuelta para que hagan el vacío, pero si los voy a dejar un tiempo sin consumir, además de eso, los hiervo unos 20-30 minutos al baño maría. Consejo para el baño maría: pon un trapo en el fondo de la cazuela para que no esté en contacto directamente con el metal caliente.

Por último, después de hervir los tarros, yo los etiqueto y les pongo una telita por encima, porque quedan muy auténticas.



Ya os dejo el enlace de cuando probé a hacer mermelada de melocotón. Pero mejor azúcar moreno, hacedme caso :)

No hay comentarios: