sábado, agosto 13, 2011

¿Estamos drogando a nuestros niños?




Hace poco comentaba con una amiga, que trabaja de profesora en una escuela, que cada vez se les da más pastillas a los niños a los que diagnostican "hiperactivos", y que ello le lleva a tener broncas con los padres cuando se niega a colaborar en ello. Ahora, me pasan un email con una web que lo explica todo. Se llama Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (www.ccdh.es).

Al parecer, España es de los países DEL MUNDO en el que se recurre más frecuentemente a fármacos para tratar denominados trastornos de conducta (TDAH). ¿Acaso no es esto algo muy fuerte? Os voy a poner unos extractos de un artículo que he leído en esta web:


Como en muchos otros países, España ha experimentado un aumento dramático en el número de niños y adolescentes sanos que están siendo diagnosticados con los llamados trastornos de aprendizaje o trastornos de conducta como el TDAH (...)

Debido a una falta general de información adecuada y completa en el campo profesional de los problemas de comportamiento y sus causas, no se consideran adecuadamente los problemas educativos, la desnutrición y otros factores. (...)

Esta actividad de diagnosticar y tratar a niños etiquetados con el TDAH se ha convertido en un gran negocio para la industria farmacéutica y los psiquiatras infantiles y está creciendo rápidamente. (...)

Esto está ocurriendo a pesar de que los estudios científicos internacionales claramente concluyen que existe una falta de evidencia de que el metilfenidato y otros fármacos utilizados tengan efectos positivos en relación con la mejora del rendimiento escolar o las habilidades sociales, mientras que pueden tener efectos secundarios muy graves inclusive creando adicción (...)

Es un hecho que mientras que la medicina establecida trata la enfermedad, la psiquiatría trata con “trastornos”. En la ausencia de una causa o fisiología conocida, un grupo de síntomas y señales – observadas en muchos pacientes diferentes – se etiqueta como trastorno o síndrome. (...) Muchos de los síntomas utilizados en el diagnóstico de niños (con TDAH) son comunes a la vida diaria. (...)

Una de las razones que ha hecho posible este extendido drogado de niños, ha sido la creación de este amplio diagnóstico de TDAH. El TDAH realmente no es una enfermedad, sino que abarca un conglomerado de condiciones que pueden tener síntomas similares o incluso totalmente diferentes. (...) El Dr. Allen Francis – Presidente del Grupo de Trabajo que creó el actual Manual de Diagnóstico y Estadísticas de Trastornos Mentales (DSM-IV) en que se define el TDAH – declaró en Marzo del 2010 en referencia a la discusión en marcha sobre trastornos psiquiátricos: “He aprendido mediante una experiencia dolorosa cómo pequeños cambios en la definición de trastornos mentales pueden crear consecuencias grandes y no deseadas. Nuestra comisión trató por todos los medios de ser conservador y cuidadoso, pero de forma inadvertida contribuyó a tres grandes falsas ‘epidemias’: el trastorno de déficit de atención, autismo y el trastorno bipolar de la infancia. Claramente, nuestras redes fueron demasiado grandes y capturaron mucho ‘pacientes’ quien habrían estado mucho mejor si jamás hubieran entrado en el sistema de salud mental”. (...)

De acuerdo con informes y estudios de todo el mundo, más del 50% de aquellos niños con dificultades de atención o que son muy activos y por ello han sido etiquetados con TDAH, tienen problemas nutricionales – causados realmente por comer una dieta desequilibrada durante un largo período o demasiado azúcar o por una reacción alérgica o intoxicación.(...)

La propia Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, alertaba en su “Comunicación sobre Riesgos del Metilfenidato” del 22 de enero del 2009 que: el “Metilfenidato puede presentar efectos cardiovasculares (entre los que se encuentran incremento de la presión sanguínea y trastornos del ritmo cardiaco),...“Dado que el tratamiento con metilfenidato puede causar o exacerbar algunos trastornos psiquiátricos (como depresión, comportamiento suicida, hostilidad, psicosis y manía) (...)


((Artículo entero aquí))


Por último, os dejo un par de documentales: "El marketing de la locura" y "Los futuros clientes de la industria farmacéutica", que hablan de los fármacos y enfermedades psiquiátricas. Cada uno que saque sus propias conclusioines.





He encontrado otro reportaje al hilo de lo anterior, de una TV americana: "La gran mentira de las farmacéuticas" (en inglés sin subtítulos).

2 comentarios:

capriyunliuz dijo...

Esta actividad de diagnosticar y tratar a niños etiquetados con el TDAH se ha convertido en un gran negocio para la industria farmacéutica y los psiquiatras infantiles y está creciendo rápidamente.
el mundo es terriblemente dopado por el dinero
creo que despues de todo la destruccion de las mentes es por el bien de la economia...que importa si despues ya solo quedan un monton de adictos :/
es es nuestra horrible realidad

Arrikitukis dijo...

cuánta razón, capriyunliuz, pero yo no he sido consciente de ello hasta hace poco.