sábado, noviembre 05, 2011

Rickshaw driver

La vida de un conductor de rickshaw es muy dura. Si tienen suerte, tendrán su rickshaw a motor, parecido a una scooter, en el que, a pesar de su tamaño, pueden llevar hasta 9 personas.



Si no tienen tanta suerte, les tocará dar pedales y sudar como cerdos en un rickshaw a pedales, que básicamente es como una bici, con un carricoche detrás. En Delhi vi a doce escolares subidos en el carro, algunos agarrados al techo, y al tío dar pedales como un loco. Qué pasada.



Y si ya viven en Calcuta, y tienen la peor suerte de todas, les tocará tirar del carro a pinrel, en la mayoría de los casos, descalzos. En Calcuta es en el único sitio en el que los he visto, y creo que, por lo que pone en la guía, en el único en el que aún siguen existiendo en toda India.





Es increíble lo pequeños que son los conductores de rickshaw, y a veces la cantidad de gente que pueden transportar. Están todo el día mascando una especie de mezcla de tabaco, supongo que será algún tipo de sustancia que les da más energía o que por lo menos les hace más llevadero el trabajo. Supongo que pertenecen a la casta más baja de todas. Además, el paseo son unas 30 rupias, que es una mierda (50 ctms? si llega). Cada día que los veo, me pregunto cómo se pueden ganar la vida así.


PD. Las fotos no son mías, las he mangado del google. Gracias a los que las han sacado, ha sido por una buena causa y totalmente sin ánimo de lucro ^^"

No hay comentarios: