viernes, enero 20, 2012

Disfrutando de estar sola

Los alrededores de Vang Vieng, a donde fui con mi bici

Uno de los chiringuitos del río, anda que menuda marcha xD


No todo el que lleva mochila es mochilero, ni todo el que está acompañado es que no puede estar solo.

Ahora vuelvo a estar viajando sola, después de separarme de, entre otros muchos, Bibi y Antton y más recientemente, mi hermano, con los que he estado viajando últimamente. No sé por qué, pero estoy contenta. He alquilado una bici para visitar Vang Vieng, en Laos.

Esto es... como una mezcla entre Ibiza y Aqualandia. El pueblo en sí, es tranquilo, en un área rural, con un paisaje alucinante. Pero ayer, unos amigos me llevaron a hacer "tubing".

Cuando te acercas al río, todo cambia. ¿Qué es el tubing? Te dan un neumático, te montan en un carro, y te dejan al principio del rio. Es algo así como el descenso del Sella, con un montón de bares de bambú en las orillas, donde todos están bebiendo, y fumando como locos, o bailando, o tirándose en tirolina o por un tobogán gigante. ¿Que quieres cambiar de bar? Coges el flotador, te dejas deslizar mientras te tomas una cerveza, y cuando ves algún otro que te gusta, haces una seña para que te tiren una cuerda y te remolquen a la orilla.

Es brutal, pero con un día de hacer el crápula ya me basta. Y eso que solo me tomé una birra. Me porté superbien. Pero yo veía el río, y que había que llegar antes de las 6, y que tenía que remar con las manos en mi flotador por más de dos horas... se me quitaron un poco las ganas de fiesta xDD Supongo que durante la estación de lluvias, cuando el caudal del río va a más velocidad, es más fácil, pero ayer hice una de deporte...

Entre eso y la bici me voy a poner toda cachas!! jajaja. Qué digo, si ya lo estoy ;)


No hay comentarios: