jueves, enero 26, 2012

En Delhi

El olor de esta ciudad nunca cambia. Quiza es un poco mas fuerte cuando hace mas calor, pero sigue siendo el mismo: polvo e incienso, mezclado con efluvios humanos.

Ahora mismo acabo de llegar a mi Guesthouse "favorita", es decir, una en la que no me da asco dormir, y me han dicho que hasta dentro de una hora no me preparan la habitacion. Ha debido cambiar de duenyos, a ver que tal. No me gustan nada estos cambios, sobre todo cuando lleva incorporada una subida de precio.

He regateado y me ha bajado 50 rupias. Aun asi, son 50 mas de lo que pague la ultima vez. Habra que ir buscando una opcion B

Ostias, en Delhi hace frio! Bueno, maticemos "frio": los nordicos van en pantalon corto. Yo no puedo. Llevo un forro polar de estos finitos, y la manta que mangue en el bus de tailandia, que me esta salvando la vida hoy. Tengo una cara horrible de no dormir en varios dias y unos pelos que asustan. Los ojos rojos del aire acondicionado del avion. Como le decia a una amiga, solo me falta el perro flauta y si me siento en una esquina me dan pasta xD

A ver si me preparan la habitacion que solo tengo ganas de dormir. Quien lo iba a pensar. En Delhi de nuevo.

No hay comentarios: