sábado, enero 21, 2012

FBI cierra Megaupload y Anonymous contraataca

Bueno, yo no estoy a favor de las guerras de ningún tipo. Pero si se cree EE.UU. que los internautas se van a quedar calladitos ante este ultraje, la lleva clara. A EE.UU. lo que le interesa es tener controladita internet, que hagan todo lo que ellos digan, y de mientras, que recopilen información del facebook y de otras redes sociales para tenernos a todos fichados de manera oficiosa.

Pero esto no funciona así. Intenet tiene vida propia, y los usuarios, voz y voto. El jueves se abrió un luto porque se dio el primer paso para acabar con la libertad de internet. Ya lo veía yo venir cuando llegué a Malasia y vi que la web de Megaupload y otras tantas estaban censuradas (ver post).

¿Los derechos de autor? Me río yo de eso, cuando cada vez que me compro un CD para grabar mis fotos o un puto USB les estoy pagando una pasta. Todavía no pillan que el sistema es arcaico y tiene que evolucionar. Si quieren guerra, guerra tendremos.

Os pongo la noticia aquí (fuente: elpais.com):

El FBI cierra la web de descargas Megaupload y detiene a sus dueños

En lo que el Departamento de Justicia estadounidense ha definido este jueves como una de las mayores operaciones contra la piratería en la Red de la historia de Estados Unidos, la Fiscalía pública ha presentado cargos contra los siete administradores de las empresas Megaupload Limited y Vestor Limited y ha cerrado las webs asociadas para alojar contenidos. Cuatro de ellos, incluido el fundador, Kim Schmitz (alias Kim Dotcom) han sido detenidos en Nueva Zelanda. Se les acusa de haber tomado parte en una conspiración criminal para lucrarse con ladistribución ilegal de contenido protegido por las leyes de propiedad intelectual. Un juez neozelandés ya ha decretado prisión preventiva para Schmitz y otros tres colaboradores. (...)

El Departamento de Justicia y su cuerpo policial, el FBI, alegan que los administradores de esas empresas provocaron daños a la industria del entretenimiento por valor de 386 millones de euros en concepto de material difundido de forma ilícita. Adhiriendo anuncios publicitarios a sus páginas de alojamiento y descarga, amasaron 135 millones de euros, según la demanda presentada ante la corte federal del Distrito Este de Virginia.

Megaupload.com, que asegura que ha tenido más de 1.000 millones de visitas desde su creación en 2004 y que cuenta con más de 180 millones de usuarios registrados en todo el mundo, fue inaccesible desde el jueves en EE UU y en otros países, incluida España, debido a la intervención de sus servidores por parte del FBI. La operación afectó a un total de 18 dominios, entre los que se encuentran Megavideo, Megaclick, Megaworld, Megalive, Megapix, Megacar, Megafund, Megakey, Megamovie, y otros. Los ciberactivistas de Anonymous han protestado atacando portales del Gobierno de EE UU y de la industria discográfica.

El Gobierno de EE UU asegura en la demanda, a la que tuvo acceso este diario, que Megaupload y sus sitios web asociados forman una “mega conspiración, una organización criminal de dimensiones mundiales cuyos miembros tomaron parte en actos de infracciones criminales de los derechos de autor y en lavado de dinero a escala masiva”.

Una mujer protesta contra las leyes 'antipiratería' de EE UU. / MARIO TAMA (AFP)

“Desde septiembre de 2005 Megaupload.com ha sido empleado por los acusados y otros miembros y asociados de la mega conspiración para reproducir y distribuir de forma intencional muchos millones de copias ilícitas de obras diversas, incluidas películas, programas de televisión, grabaciones musicales, libros electrónicos, imágenes, videojuegos y otros programas informáticos”, añade el listado de cargos.

La demanda aceptada por el gran jurado incluye cinco cargos: uno por conspiración para cometer infracciones de los derechos de autor, otro por conspiración para lavado de dinero, dos por infracción criminal de los derechos de autor y un último cargo por conspiración para cometer extorsión, al entender que los acusados se comportaban como una banda criminal.



En la demanda se alega que los acusados empleaban Megaupload de un modo que favorecía la difusión de material ilegal. Aseguran los fiscales que los administradores de esa web borraban contenido que no se descargara con frecuencia, imposibilitando el uso del portal para el almacenamiento de documentos personales. En lugar de eso, facilitaban la distribución permanente de material más demandado. Según la investigación, fomentaban la publicación de películas y canciones de forma ilegal para registrar un mayor número de visitas y, a la larga, obtener cuantiosos ingresos por publicidad. ---> esto no es verdad, yo tenía cosas personales allí desde el 2005!!!!!!!!!!!!

En total los acusados se enfrentan a 50 años de cárcel si se les aplica la pena máxima. Fue el FBI el que inició la investigación, a través de su Centro de Coordinación Nacional para la Protección de la Propiedad Intelectual. Para ello recibió ayuda de la policía de Nueva Zelanda, Hong Kong, Holanda, Reino Unido, Alemania, Canadá y Filipinas.


Anonymous replica al cierre de Megaupload atacando webs del Gobierno

Asalto a la web del Departamento de Justicia de EE UU y de la patronal discográfica, entre otras

Imagen sobre el cierre de Megaupload que se ha difundido en la Red.

"Si esto ha sucedido sin la ley SOPA, imaginad qué ocurrirá cuando entre en vigor. Será el fin del Internet que conocemos". Este es uno de los mensajes de Anonymous colgados en la noche del jueves en Twitterdespués de que se conociera el cierre de Megaupload y empezara una campaña de denegación de servicio contra sitios en la Red que los internautas asocian al cierre.

Entre las webs que han tenido problemas durante la tarde y noche del jueves (madrugada en España) están las del Departamento de Justicia de Estados Unidos y los dos sitios de las patronales discográfica (RIAA) y cinematográfica (MPAA) de aquel país. Copyright.gov es otra de las webs atacadas, aunque con menos éxito. Los portales han ido reactivándose a medida que avanzaba la noche. Pero no todos. El sitio de internet de la discográfica Universal Music continúa fuera de servicio esta mañana.

"La rápida campaña de Anonymous contra los defensores de los derechos de autor sirvió a la vez como venganza por la pérdida de Megaupload y una demostración de la futilidad de los intentos por controlar el territorio salvaje de internet", señala hoy la revista The Atlantic Wire.

Esta ola de ataques en respuesta al cierre de Megaupload no se ha limitado a Estados Unidos. El sitio francés hadopi.fr, que gestiona la autoridad que actúa contra las descargas en aquel país, también ha caído víctima de un asalto de denegación de servicio (una acumulación simultánea de peticiones a una página que no pueden satisfacer los servidores y se saturan).

Desde su blog, Anonymous ha hecho público un comunicado en el que reivindica la acción que ha hecho caer a varias páginas como respuesta al cierre de Megaupload. En el texto aseguran que han atacado webs como la Federación Belga Antipiratería, las discográficas Universal yWarner e incluso la Casa Blanca.

En una declaración distribuida por una cuenta twitter, el grupo afirma: "Nosotros, Anónimos, lanzamos nuestro ataque más grande hasta ahora contra sitios del gobierno y la industria de la música. ¿El FBI se creyó que no iba a haber consecuencias por lo que han hecho? Deberían haber esperado nuestra respuesta".

La elección de objetivos ya no parece exclusiva de Anonymous. Mensajes en Twitter proponen otras sedes digitales para asaltar en respuesta al cierre del popular servicio de almacenamiento y descarga. Entre las webs atacadas se encuentra Origin, la tienda de descargas de videojuegos de Electronic Arts, que estuvo caída de manera intermitente.

Anonymous ha afirmado que los ataques apuntaron a una decena de sitios. Esta mañana se ha restaurado el servicio en el sitio de la firma de publicación y licencias musicales BMI, pero el de Universal Music seguía bloqueado. En el mensaje también se distribuye información personal sobre el exsenador demócrata de Connecticut Chris Dodd, quien ahora preside la Asociación Cinematográfica de EE UU, uno de los sitios atacados.


No hay comentarios: