miércoles, enero 18, 2012

Palabras que no dicen nada

Hace poco le decía yo a un amigo que no es lo mismo querer a una persona que estar colgado de una persona. Zas, en toda la boca.

Gracias a dios, he dejado Bangkok, y en esa ciudad, muchas de las cosas que no he querido llevarme conmigo. Me noto más ligera. Todo ha sido un poco precipitado, y ayer me sentía un poco confusa, no entendía bien la situación.

Pero ahora lo veo todo con claridad, por qué ha pasado lo que ha pasado, y de hecho, hasta me siento agradecida. De verdad. Ya no estoy cabreada, ni ofendida. Es curioso, las cosas vienen y se van y uno se empeña en querer saber hasta que pierde la cabeza, y cuando dejas de pensar en ello, ahí está lo que llevabas días buscando.

Ahora estoy en Laos, y pienso relajarme al máximo. De hecho, caminando por la calle, me he encontrado con unos amigos y ya tengo planes para mañana. Yuju!! En bote por el río :D

A dormir y a no pensar ^^

No hay comentarios: