martes, enero 24, 2012

Pequeños placeres de la vida

Luang Prabang, Laos


Abrir la ventanilla del coche y notar como el pelo me hace cosquillitas en la cara, mecido por el viento. Una ducha caliente después de un largo viaje de autobús. Una taza de té calentita en un día de lluvia. Meter los pies en un río cristalino mientras paseo por la montaña. Recibir un email de una amiga. Una puesta de sol en lo alto de un templo. Escuchar mi canción favorita.

Y como no, encontrar un sitio donde dormir después de 9 horas de viaje :)

No hay comentarios: