miércoles, enero 25, 2012

Rumbo a la India, de nuevo

El sushi me relaja :D


Cosas que tiene el destino. Cuando solicité mi visa a principios de setiembre del año pasado (concretamente, el día 2) no sabía que eso me condicionaría tanto para este viaje.

Cuando me fui de la India fui consciente de que me dejaba algo por hacer: después de toda la ilusión que me hacía, por planes que me surgieron, no fui capaz de ir a Rishikesh, y lo dejé pendiente. Aunque, ahora que lo pienso, creo que hice de puta madre en no ir entonces. Todo tiene un motivo, y cada uno se centra en cada momento en una cosa.

Bueno, pijadas aparte, resulta que el 1 de marzo me vence mi visa de la India. Y según me han dicho en la embajada, es IMPOSIBLE, ni ampliar ni solicitar otra visa cuando tienes una en vigor. Entonces, salvando la posibilidad de arrancar una hoja del pasaporte (xD), si quiero ir un mes, tengo que ir YA.

Así que dicho y hecho: en media hora ya tenía billete a la India y autobús a Bangkok. Lo que no tengo es tren a Rishikesh, como siempre, con tropecientas personas de lista de espera. Cuando llegue a Delhi decidiré si compro un billete tatkal o voy en autobús. El bus, como siempre, más caro, más largo, y vete a saber si no me despeño... Pero, si el lema de Laos es "same, same... but different", el de la India es "this is India, my friend". Siendo como son, de tan poco formales e irresponsables, nunca he visto un país tan volcado en la burocracia.

Y dicho sea de paso, como ya estaba solicitando la visa a Camboya, supongo que lo tendré que dejar para marzo. Aunque, quien sabe, con las venadas que me dan lo mismo el 15 de febrero cojo un avion y me planto en Camboya y de paso, me paso por Vietnam... :3

De momento, para celebrarlo, un poco de sushi, y un par de horas de relax antes de empezar el viaje que me romperá la espalda >_<

No hay comentarios: