jueves, agosto 30, 2012

La subida del IVA: ¿qué nos supone?

La inminente subida del IVA me ha llevado a darle vueltas a un par de asuntos. ¿Cuál es su verdadero objetivo?

Por una parte, vuelvo a remitirme al blog http://www.euribor.com.es/2012/08/30/laffer-en-accion/, que tiene artículos muy buenos. En él, Carlos López lo describe de maravilla. Os voy a hacer un resumen de los puntos más importantes.

 
Dejando el rollo económico aparte, es de cajón de madera de pino que, si a una sociedad ahogada ya por los impuestos, el desempleo, y la corrupción política le suben aún más los impuestos indirectos, se contrae la demanda (la gente comprará menos) y el Estado recaudará menos. Y si no, el tiempo lo dirá. Aunque esto tiene trampa porque es el mismo Estado el que tiene que sacar a la luz sus propias cuentas y, bueno, los balances se pueden presentar de forma muy creativa a veces.

Y, según la opinión de Carlos, hay varios puntos que estoy segura de que el ciudadano medio va a cumplir a rajatabla.

Esta curva, o el comportamiento que ella muestra es lo que hace tan difícil subir los impuestos a las grandes fortunas. Imaginemos un país en el que si ganas mucho, el 52% se lo lleva el estado (tampoco hay que imaginar mucho, es España, el tercer país europeo con el IRPF más alto).
  • Si tienes mucha, pero que mucha pasta, podrías pensar en nacionalizarte de otro país y pagar impuestos allí. Es una situación que para muchos es impensable, pero otros pueden sentir que quieren a España pero España no les quiere a ellos. En ese caso, la subida de impuestos significa que el Estado deja de ingresar.
  • Si tienes mucha pasta, seguramente contrates a un buen asesor fiscal de esos que te ayudan, por ejemplo, a facturar todo a través de una empresa y tributar por el 30% en vez del 52%
  • Si tienes pasta, pero no mucha, te tocará tributar seguramente entorno al 20-30%, que sumado a los impuestos especiales y el IVA del 21% significa que más de la mitad de lo que ganas se lo lleva el Estado. Entiendes que los servicios públicos tienen un coste y el estado del bienestar un precio, pero empiezas a pensar que es una tomadura de pelo.
De esto ya hemos hablado por aquí varias veces, corto y pego lo que publiqué por aquí hace 3 años:

La subida de impuestos a los más ricos es algo muy popular y en lo que la inmensa mayoría está deacuerdo pero a su vez es algo que puede ser contraproducente, es como una partida de Black Jack en la cual empiezas a pedir cartas (subir impuestos) hasta que te pasas y no recibes nada, hay que ser muy artista y encontrar el punto de equilibrio para que el estado reciba lo máximo pese a que ese porcentaje sea menor*. Reconozco que me encantaría que Fernando Alonso pagase un 98% de impuestos, pero también reconozco que si yo fuese Fernando Alonso haría lo que mi asesor fiscal me dijese para pagar menos impuestos, siendo aquí el problema la posibilidad que muchos tienen de pagar menos impuestos mediantes diversas trampas fiscales.

Con la subida de impuestos actuales, hemos llegado al punto en el que es tanto lo que pagamos todos que no hace falta ser muy rico para que el estado pueda notar una bajada en la recaudación, el mejor ejemplo lo hemos visto este mismo mes en Castilla y León en donde la subida de impuestos a la gasolina (céntimo sanitario) ha hecho que se recaude menos.
En mi caso, a partir del 1 de Septiembre al verme acosado por una subida de impuestos injusta me voy a convertir en un rata social, me declaro en huelga de consumo y voy a apurar al máximo cada céntimo que gane, me apunto al “lonchafinismo” (o consumo responsable). Apuraré más las lentillas mensuales (me suben el IVA del 8% al 21%), me cortaré menos el pelo, dejaré de ir al cine para ver las pelis en casa, apuraré las fechas de caducidad, conduciré más económicamente. Sé que los comercios no tienen la culpa y lo siento por ellos pero si el gobierno se da cuenta de que es una medida inútil, tal vez se la replanteen.

Mientras tanto, intentaré ver la parte positiva. Lograrán que ahorremos más y consumamos más responsablemente.


Arrikiconclusiones de la subida del IVA:

Está claro que la gente, que tiene menos renta disponible, consumirá menos. Lo que hará que, sobre todo, los pequeños comercios estén más jodidos que nunca. Las grandes superficies (algunas) han anunciado ya que no repercutirán a los clientes la subida del IVA. Pero no han dicho de dónde lo sacarán. Porque, si una empresa gana menos (o por lo menos, tiene menos expectativas de beneficio), recorta gastos. ¿De dónde? Gracias al Gobierno, fundamentalmente, de sus trabajadores. Por lo tanto, menos renta disponible aún y menos compras... Es la pescadilla que se muerde la cola.

Por otra parte, el IVA no es un impuesto progresivo, es café para todos: el material escolar al 21%, el cine al 21%, y podría seguir hasta el infinito y más allá. Luego, después de pensar racionalmente que esta subida de IVA no va a traer mayor recaudación me lleva a pensar que el único objetivo es fomentar las desigualdades sociales. El cine, la peluquería, los libros, el ocio, la Universidad, se van a convertir en cosa de ricos.

Y por otra parte, y una de las más preocupantes: se agravará la economía sumergida. ¿Por qué no hacen nada para cobrar los impuestos qué sí deben cobrar? Que se dejen en paz de amnistía fiscal, y que empiecen a controlar el dinero en B que factura la gente. Yo esto lo veo todos los días. Tú vas a reformar tu vivienda. Por ejemplo, cambiar la cocina. Y te dicen: son 9.000E, más IVA, 10.890E. Pero si te hago una factura de 3.000E, no te cobro el IVA del resto. O esa persona que viene y te dice "te contrato en mi bar, pero te pago en metálico y no lo declaras. 60 horas a la semana,700E al mes. Y así puedes seguir cobrando el paro".

Y seguramente habrá más, pero esas son las que me rondan por la cabeza.

Está claro que no podemos dejar que el Gobierno resuelva el problema por nosotros. ¡¡¡A VER SI ESPABILAMOS!!! En tiempos de crisis, hace falta ser más creativos que nunca para salir del bache. Como ciudadanos, es parte de nuestra responsabilidad hallar, en la medida de lo posible, una solución a esta puta mierda. Porque si no lo hacemos nosotros, no lo va a hacer nadie. Nos tenemos que mentalizar de que el cambio tiene que salir de NOSOTROS. A ver si salimos de esta puta desidia y de mirarnos el ombligo, y nos ponemos a pensar entre todos en un futuro solidario, por el bien de todos.

No hay comentarios: