miércoles, julio 24, 2013

Mudanza


Hoy me mudo. Si cuento todas las mudanzas que llevo hechas, me sale la octava. Y esta se está alargando un montón.

Sin embargo, ser consciente del proceso y del cambio en mí misma está siendo duro y a la vez gratificante.

Me gustaría agradecer a todos aquellos que me habéis ayudado pintando, llevando cajas, yendo al Ikea, dándome vuestra opinión sobre infinidad de papeles pintados, y a los que me habéis sacado de paseo en los momentos de bajón.

Hoy por fin termino, yuju!! Bueno, más o menos :D

lunes, julio 22, 2013

Estoy dormida y no puedo despertarme



Creo que en los siete años que llevo de blog no he hecho aún ninguna entrada de este tipo. Aunque, ahora que lo pienso, no sé muy bien qué os voy a contar. Será sorpresa.

Algunos ya lo sabéis. Llevo ya un par de años experimentando con esto de la energía. Empecé más o menos cuando inauguré el blog, allá por el 2005, y ha sido algo que desde entonces me ha acompañado mucho, pero sin dar guerra. Sin armar ruido. De esas cosas que haces porque te gustan y te sientes mejor, pero sin pensar que por ello ha cambiado tu vida. Ahora que miro para atrás, me doy cuenta de lo sutil que fue todo al principio, de lo mucho que sí cambió y de que ya no tiene marcha atrás.

Resulta que este fin de semana he hecho un curso con una persona muy especial. Se llama Rous Baltrons y es una mujer salvaje. Es una mujer que es de las pocas mujeres que conozco. Mujer consciente de lo que es, de lo que somos, y de lo que podemos llegar a ser.

Su curso ha sido una experiencia traumática para mí. Ella solo me decía "escucha tu cuerpo" y yo solo escuchaba "las ramas y las raíces me hacen daño en los pies... no sé mover la cadera, tengo un tronco de madera, no un cuerpo... esto no sirve para nada... esto no es para mí, no sé qué hago aquí, quiero irme a otro lugar, a tumbarme en la cama debajo de una mantita calentita cómoda y ver Sexo en Nueva York... este temazcal es muy light, así no puedo llegar a nada...". Como véis, fui un auténtico coñazo para mí misma. Aún así doy las gracias por escucharme con paciencia y forzarme a hacer todos los ejercicios.

Mi reacción durante el taller fue de indignación, incomodidad, de estar todo el rato en la mente. No fue hasta el domingo, cuando hicimos la ceremonia de la bendición, que noté el gran poder que se estaba despertado, y la energía de Rous que me envolvía como esa manta calentita que yo pedía a gritos desde el día anterior. Una energía cálida y sincera, y dulce, que me decía "no pasa nada, todo llegará". Y mucha fuerza. Aluciné.

Como casi siempre que muevo energía, llegué ayer y caí rendida en la cama, y no he dejado de soñar. He vuelto hoy del trabajo y he caído de nuevo fulminada, y sigo sin poder moverme. Ahí está el bajón y la toma de conciencia. He tenido sueños muy reveladores y, en tan poquito tiempo, también ha habido encuentros fortuitos con gente que llevaba tiempo queriendo ver. Ahora me encuentro en el dilema de como manejar tanta información.

Y como lo mejor en estos casos es no pensar en ello, voy a quedarme a la expectativa, a ver qué pasa, y a intentar rayarme lo menos posible.

Me acabo de desnudar delante de vosotros, porque hoy soy un poco más salvaje que ayer. Esto ya no tiene fin. Los que queráis acompañarme en mi viaje, sois bienvenidos, y los que no, mucha suerte con vuestra propia búsqueda.

Hoy hay luna llena. A disfrutarla.



martes, julio 16, 2013

Fin de semana movidito



Vendí mi entrada del BBKlive porque no me encontraba físicamente bien para ir. Y este fin de semana he hecho de todo menos descansar.

No dejo de sorprenderme. Pero hoy... hasta aquí puedo leer :P