lunes, agosto 12, 2013

Oblivion: otra de mundos apocalípticos


((ojo! contiene spoilers de esta peli y de la Isla))

Acabo de terminar de ver la peli. Y me ha recordado un poco al dilema que se plantea en La Isla con el tema de la clonación. Y no puedo dejar de pensar en las preguntas que me surgen con los clones. ¿Cómo se siente un clon?

 Un clon, al fin y al cabo, es una persona, ¿no? Aunque sea la misma persona que otra que ya existe. Aunque técnicamente sea la misma, el resultado final puede no serlo por las experiencias personales -y nunca mejor dicho- de cada una. Así que, si tenemos dos clones pero han vivido experiencias diferentes, yo los consideraría dos personas diferentes.



¿Y si nos dijeran a nosotros que en realidad, somos clones de nosotros mismos? ¿Cómo nos sentiríamos? A mí, en particular, quitando el shock del primer momento, supongo que me sentiría igual que antes.

Bueno, no estaría mal tener una reserva de clones de Tom Cruise para las que no podamos tener el original. O como me ha dicho una colega, que quiere clonar a sus churris para que le duren más. No sé yo, esta última alternativa no me parece tan atractiva xD

Y luego está el tema de la Tierra en fase terminal... que ya se está convirtiendo en algo recurrente de las pelis y series más populares de la historia (Terminator, Matrix, Mad Max, la gran incomprendida Waterwold, El planeta de los simios...). La Tierra tal y como la conocemos se acaba, nos echamos las manos a la cabeza, y cuando la peli termina, todos a dormir. Pues esto me parece todavía un tema más peliagudo que el de los clones, porque, como sigamos así, dónde vamos a ir a parar... a Titán desde luego que no.

Así que, como hoy no voy a arreglar el mundo, creo que yo también voy a ir a dormir.



No hay comentarios: