martes, septiembre 24, 2013

Cogiendo el toro por los cuernos


Cuando te pones al frente del volante de tu vida nunca sabes lo que puede pasar. Solo hay que estar dispuesto a permitirnos equivocarnos y asumir la responsabilidad. No echar balones fuera. Y, sobre todo, estar muy atenta y abrir bien los ojos.

Hace un par de años que decidí hacerlo, y desde entonces me siento mucho mejor. A veces parece que las cosas salen "solas". Y si no sale algo, igual es que no tiene que salir. Ya no me empeño en conseguir nada. Pero cuando pienso "estaría bien que... " ¡zas! La vida me lo pone en mi camino. Así que ahora tengo mucho cuidado con lo que pido, por si acaso me lo concede...





2 comentarios:

ArchEnemy dijo...

Jo tia, que profunda. Suerte y ánimo sea lo que sea :)

Arrikitukis dijo...

Jajaja, no sé por qué me da por escribir cosas así últimamente :P