miércoles, noviembre 13, 2013

¡Que me lleva la ola!



Hoy me he levantado como si faltara algo en mi vida, y ahora acabo de caer en lo que es: estabilidad.

No ha pasado mucho desde que escribí esa entrada de "coger el toro por los cuernos". Vaya por dios. Ahora, más que eso, siento como si estuviera haciendo surf por aguas turbulentas. Y se me da muy mal surfear.

Cambios de curro, cambios de zona, cambios en mi entorno, cambios de prioridades, cambios de humor...

Me ha dicho mi médico que, a mí en particular, los cambios me dan la oportunidad de crecer. Hoy me he medido y sigo midiendo 1,58 cm. Yo no veo crecimiento por ninguna parte. En cambio, valga la redundancia, me siento como si estuviera trepando por una montaña, esforzándome por llegar a la cima, que ni siquiera se ve, en mitad de la tormenta.

Yo me repito "observar y estar atenta". Pero no puedo, me arrastra la corriente. En una de estas, me voy a dejar llevar...




No hay comentarios: