domingo, marzo 09, 2014

Hombres y mujeres y viceversa


Yo nunca me he sentido particularmente femenina. Si que es cierto que los últimos años he cambiado un poco y llevo bastantes vestidos, me gusta pintarme las uñas, y disfruto con el maquillaje, pero durante un largo periodo de mi vida no salía del vaquero.

¿Y a qué viene esto? os preguntaréis. Pues a que se puede ser aún menos femenina. El miércoles estaba en el vestuario de la piscina, poniéndome el bañador, cuando entra una chica poco agraciada, con las espaldas muy anchas y el pelo corto. Entró y pasó a las taquillas directamente.

Entonces, una señora, con expresión de confusión en la cara y un tanto apurada, me dice "ese chico se ha equivocado de vestuario, ¿no?"

El que no se consuela es porque no quiere xD

De todas formas, hay que asumir que cada uno es lo que es. No se puede hacer más. Pero otra cosa son las mujeres que quieren parecer hombres. Y, para muestra, un botón:











¿Qué les lleva a estas mujeres a deformar su cuerpo hasta parecer poco más que una masa de músculos? ¿Dónde queda la feminidad, la dulzura, y la delicadeza? Esto por citar algo, porque miedo me daría que cualquiera de las anteriores me diera un abrazo. A poco de fuerza que haga, igual expulso los pulmones por la garganta.

Los que me conocéis, sabréis que paso olímpicamente de roles sociales, de tradiciones, y de decirle a nadie qué es lo que tiene que hacer. En este caso, es su elección personal, yo no les quiero decir cómo vivir su vida. Lo que trato de hacer es intentar comprender por qué alguien (y especialmente una mujer) se siente arrastrado a maltratar su cuerpo, meterse sustancias extrañas, y machacarse para conseguir eso. No lo entiendo. No lo entendería ni con un Marte en Aries en conjunción con el sol.

También me gustaría saber qué clase de hombre se siente atraído por una mujer así. Supongo que será de este otro tipo:






Y en este blog tan participativo y abierto al debate que tengo, me encantaría que los hombres expresaran su opinión. Y las mujeres. Y si hay alguna mujer culturista, también. Aunque sea de forma anónima. A ver si, expresando sus motivos, se me hace mas fácil comprenderlas.


((imágenes tomadas de taringa.net))


4 comentarios:

Irene - dijo...

Yo tampoco puedo ayudarte mucho a aclarar nada, pero acabas de matar mi plácida mañana de domingo. Ahora me tocará pensar.
Pero ya sabes que el ser humano es raro-raro-raro a veces y a cada uno nos da por nuestras propias locuras.

Arrikitukis dijo...

Sí, tienes toda la razón. Y cuando termines de pensar, me dices a qué conclusión has llegado, eh? jejeje

Carlos dijo...

Creo que pasa por el "tener para ser", que viene del materialismo extremo. Hace unos días surgió una noticia de una "barbie" que está haciendo terapia de hipnosis para bajar su nivel intelectual porque quiere parecerse en todos los detalles a una muñeca de plástico... :/ ¡incluido la falta de cerebro!
Admito que prefiero un musculito firme antes que un rollo flojo porque estoy programado para pensar que ello es un reflejo de salud física.
Saludos!

Arrikitukis dijo...

Jajajaja, ya, pero de un "musculito firme" a ser Hulk color carne hay un abismo!!!