viernes, septiembre 19, 2014

etapas



Cuánto tiempo. Me siento como si saludara a un viejo amigo. Qué olvidado te tenía, ¿eh? Yo, que no callo ni debajo del agua. Que me encanta compartir mis experiencias con el mundo.

Bueno, pues llevo una temporada más introvertida. Me apetece guardarme las cosas para mí y escribir en privado. Me apetece intimar más de tú a tú que poniendo post en blogs. Me siento insipirada en mi trabajo y con mis compañeros, y ellos me están enseñando muchas cosas. Mi familia me está sorprendiendo mucho, y la vida me pone en el camino alguna rosa para que la recoja. Pinchan, eso sí, pero, ¿qué sería una rosa sin espinas?

Como he puesto de título, son etapas, y esta es una etapa en mi vida de recapitulación y regeneración. Llevo en ella un par de años, y por fin estoy captando el mensaje. Me siento completa por primera vez en mucho tiempo y solo me sale agradecer a todo el mundo su pequeña aportación a mi vida.

Físicamente no ando muy bien, pero eso también es parte del aprendizaje. Caminante, no hay camino!!!!! ;)