miércoles, octubre 22, 2014

El "pequeño Nicolás"



No entiendo de qué se sorprende la gente. Si en esos círculos tan "exclusivos", todo el mundo vive de aparentar. Nicolás solo era uno de tantos. Uno de tantos que chupan del bote, están por ahí con un sueldo vitalicio por rascarse la barriga, o porque será hijo de algún cargo honorífico que se levanta una pasta por echar un discurso una vez al año. "Total, qué más da quién sea, me saco la foto, le doy dos besos y algún día igual por esto me gano una cesta de navidad", debieron pensar los del PP.

Y es que, qué queremos si en este país no hay repercusiones por robar, por estafar abiertamente y por dejar la ética política al borde del betún. Es culpa nuestra. Deberíamos estar manifestándonos en masa y haber colapsado el país en cuanto se supo lo de Bankia, y no hicimos nada. Deberíamos haber acudido a manifestarnos por las tarjetas black y no hemos hecho nada.

Así que listillos precoces como este tal "Fran" se aprovechan. Y hacen bien, qué cojones. A ver si escarmentamos de una puta vez. Las fotos hablan por sí solas, las que tienen y las que no tienen  Photoshop.

Por lo menos, me consuela que la gente se está moviendo por la pobre Teresa, víctima recuperada del ébola. Una cosa que me conmueve y a la que apoyo plenamente. No todo está perdido. Aún queda humanidad.

No hay comentarios: